Nuestros voluntarios

“Porque es la organización más humana que conozco, que abre sus puertas de par en par a todo aquel que  quiera dar o recibir, sin fines lucrativos ni políticos. Siempre he sido voluntaria en recogidas de grandes superficies, y siempre te encuentras de todo, pero yo siempre me quedo lo bueno. Y es que hay gente tan buena y tan solidaria, que hay anécdotas que se te quedan grabadas durante días y días porque te llegan al corazón. Es una satisfacción colaborar para una causa tan justa. Muy agradecida siempre a la fundación, porque da igual el día o el sitio, siempre sale todo bien”. Desireé Guerrero

 

“Cuando acudo a una recogida vuelvo a casa con las pilas cargadas y esperando la siguiente. Llevo 4 años en paro y no veo salida, pero pienso que hay quien está peor que yo, y por eso el año pasado (2014) me hice voluntario. Me gustaría aportar algo más”. Jose Manuel Riesco Diaz

 

“Desde siempre, cada vez que se organizaba una Operación Kilo, he intentado hacer una pequeña donación, pero pensé que había llegado el momento de ir un poco más allá. Mi primera participación como voluntaria fue en la Gran Recogida del 2014, luego participé en una operación kilo. De momento han sido pocas colaboraciones como voluntaria, pero espero que sean muchas más… La verdad es que es una bonita experiencia y estoy gratamente sorprendida de lo solidaria que es la gente”. Beatriz Fidalgo González

 

“Por complejas que sean nuestras vidas, siempre podemos colaborar con los demás sea con tiempo o con otros  medios. 

En mi caso buscaba alguna actividad que pudiera realizar, compatible con el tiempo que tengo y encontré el banco mediante el facebook de un amigo”. José Luis Martínez

 

“Yo soy voluntaria porque creo en la justicia social, en un mundo más justo. Creo que todos debemos tener una vida digna y tener cubiertas las necesidades básicas, ¿Cómo es posible que no nos subleve que haya personas que pasan hambre?.

Creo que todos deberíamos tener el compromiso ineludible de ayudarnos los unos a los otros. Para mí eso es ser humana y por eso soy voluntaria, porque soy humana.

Y al final resulta, que siempre me llevo mucho más de lo que entrego, que sólo son unas pocas horas de tiempo, y lo que me llevo es que me hace feliz ayudar a los demás.

Es increíble, pero aunque lo cuentes nadie te cree, pero es cierto: ¡¡¡AYUDAR HACE FELIZ. AYUDÉMOSNOS!!!”. Carmen María González

 

“Soy voluntario y colaboro porque creo q   solo la acción y solidaridad d cada persona es la q hace la sociedad más justa y la convivencia soportable. No tengo problema en ofrecer una parte d mi tiempo para sumar al esfuerzo d los demás,  y así ayudar a mis vecinos”. Pedro Sánchez Ramos

 

“Cuando me jubilé hace dos años y dispuse de más tiempo libre, quise dedicar una parte de ese tiempo a hacer algo que pudiese ser útil a personas que pudiesen necesitar algún tipo de ayuda. Por eso me ofrecí al Banco de Alimentos para colaborar en lo que la organización considerase adecuado. Por el momento, he participado en varias “Operaciones Kilo” y estoy dispuesta a realizar otras actividades, si soy requerida para ello”. María José Cortés de la Cuesta.

 

“Llevo prácticamente 10 años como voluntario con el Banco de Alimentos de Asturias, primero desde Oviedo y ahora desde Gijón. En este largo recorrido, he colaborado ya bien sea en el almacén cuando empecé y en las campañas y Operaciones Kilo que a lo largo del tiempo se han ido haciendo. En todo este tiempo como voluntario he aprendido a desarrollar valores muy importantes como la solidaridad para con los demás y el trabajo en equipo con l@s demás voluntari@s, conociendo y tratando así a excepcionales compañer@s y mejores personas de todo tipo de edades”. Elías García Cuadra

 

“Al alcanzar la edad de jubilación, una de las primeras cosas que me encontré fue la disponibilidad de tiempo para emprender nuevas tareas. Y, entre ellas, consideré la posibilidad de colaboración con el Banco de Alimentos como forma de ayuda hacia los más necesitados, y a la vez más próximos, de manera directa. Aparte de dicha colaboración, alcanzas la satisfacción en los días de recogida de disponer de mensajes de primera mano, inmediatos, de la gente que se solidariza con su aportación, poca o mucha, y su mensaje. Y comprobar como en las zonas aparentemente de menor capacidad económica, esta colaboración es significativamente más importante: el lado humano de la solidaridad”. Paco Ruiz

“Hace poco me quedé en paro, y pensé que la mejor forma de usar tanto tiempo libre era ayudar a los demás. Una especie de “hoy por tí, mañana por mi”. Entonces oí una entrevista a Bernardo Sopeña en la radio cuando la entrega de los premios Príncipe y decidí unirme a los voluntarios del Banco de Alimentos. Primero participé en una Operación Kilo en Carrefour, y salí contenta al ver lo concienciada que está la gente. Luego me llamaron para el recuento de La Gran Recogida y ahora vengo todos los días a la sede central y realizo tareas administrativas. La experiencia en estos cuatro meses está siendo muy satisfactoria”. Mónica López Pato 

“Estoy jubilado, a través de otros voluntarios y Patronos que conocía, me incorporé como voluntario para poner al servicio de la Fundación mis conocimientos y contactos como profesional de la enseñanza para ampliar el campo de actuación en los colegios públicos y privados de Asturias que colaboran con el Banco de Alimentos” … “He colaborado en la puesta en marcha del proyecto “Un poco de tí supone mucho para los demás” para, a través de charlas informativas, fomentar la concienciación de los escolares con los problemas sociales”. Bernardo Sopeña Solares

“Una vez jubilado vi la necesidad de llenar mi tiempo, puesto que venía de un ritmo muy agitado y siempre estaba ocupado, y decidí dedicarlo a los más necesitados, lo que me sirvió para evitar la depresión. Como la mayoría empecé en una Operación kilo. Ahora llevo 10 años como voluntario, vengo todos los días y me encargo de la organización del almacén y de los transportes. Antonio Alcalde de Julián

“Tengo 82 años, mi labor dentro del Banco de Alimentos de Asturias es conseguir los excedentes de las grandes superficies y almacenes del ramo de la alimentación, mediante entrevistas con los responsables de los mismos y, como en mis mejores tiempos de comercial de banca, me llena de satisfacción los cientos de kilos que se consiguen con una simple visita. En Asturias hay muchas empresas sin visitar y estoy seguro de que si colaboran nuevos voluntarios, jubilados como yo, que hayan sido comerciales y que me apoyen en mi labor, se conseguirían muchos más kilos de alimentos. También participo en las Operaciones Kilo en las grandes superficies dando a conocer la labor que desarrolla el Banco de Alimentos para la gente necesitada de Asturias”. Santiago de la Hoz Fernández

“Estoy pre- jubilado y llevo cuatro años como voluntario. Conocía a varias personas y cuando vi un reportaje en televisión me decidí a colaborar en una Operación Kilo. Ahora mi labor es comercial, negocio con empresas que puedan realizar aportaciones al Banco. Jose Manuel Suárez Ferrer